1979

1979

1979

Shakedown 1979

Cool kids never have the time

On a live wire right up off the street

You and I should meet

Junebug skipping like a stone

With the headlights pointed at the dawn

We were sure we’d never see

an end to it all

And I don’t even care

to shake these zipper blues

And we don’t know

Just where our bones will rest

To dust I guess

Forgotten and absorbed into the earth below

Double cross the vacant and the bored

They’re not sure just what we have in the store

Morphine city slippin’ dues down to see

That we don’t even care as restless as we are

We feel the pull in the land of a thousand guilts

And poured cement, lamented and assured

To the lights and towns below

Faster than the speed of sound

Faster than we thought we’d go

Beneath the sound of hope

Justine never knew the rules,

Hung down with the freaks and the ghouls

No apologies ever need be made

I know you better than you fake it

To see that we don’t care

to shake these zipper blues

And we don’t know just where our bones will rest

To dust I guess

Forgotten and absorbed into the earth below

The street heats the urgency of now

As you can see there’s no one around.

Agitado 1979

los chicos molones nunca tienen tiempo,

en el alambrado de púas de la calle

tú y yo deberíamos encontrarnos

escarabajo saltando como piedras,

con los faros apuntando al amanecer

estábamos seguros de que nunca veríamos

el fin de todo esto

Y ni siquiera me importa…

quitarme esta tristeza de cremallera

y no sabemos,

ni dónde descansarán nuestros huesos

hasta convertirse en polvo, supongo

Olvidados y absorbidos dentro de la tierra…

Doble cruz (o cruce), los pesados y los aburridos,

No están ni seguros de lo que les depara

Ciudad de la morfina saldando deudas para ver

Que ni siquiera nos importa, inquietos como somos

Sentimos las emociones en la tierra de las mil culpas

y cemento vertido lamentado y asegurado

a las luces y a las ciudades de allá abajo

Más rápido que la velocidad del sonido

Más rápido de lo que pensábamos que iríamos

Bajo el sonido de la esperanza

Justine nunca supo las reglas

Colgada con los anormales y los demonios

Ni siquiera hubo que pedir perdón

Te conozco mejor de lo que finges,

para ver que no nos importa.

quitarnos esta tristeza de cremallera

y no sabemos ni dónde descansarán nuestros huesos

hasta convertirse en polvo, supongo

Olvidados y absorbidos dentro de la tierra…

La calle calienta la urgencia del ahora*,

y como ves que no hay nadie por ahí…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: